Envíos gratuitos y coletero de regalo a partir de 40€

¿Baby hairs o pelo roto?

Lucir tus baby hairs al más puro estilo de las Kardashian, Beyoncé, JLo o FKA Twigs, vuelve a ser tendencia, pero… ¿cómo saber si lo que tenemos son baby hairs o pelitos rotos? Confundirlos es súper frecuente, ya que el parecido es razonable, pero amiga, atenta, porque hoy te sacamos de dudas y te ayudamos a saber cómo diferenciarlos.

 

¿Qué son los baby hairs?

El baby hair hace justicia a su nombre, y es que es pelo que literalmente acaba de nacer, por eso tiene ese tamaño tan pequeño y es tan fino, además de ser muy rebelde y tremendamente difícil de peinar y domesticar.

Estos pelitos crecen en la zona de la frente, las patillas, la nuca y la raya del pelo, y suelen tener la misma longitud aproximádamente, aunque, por desgracia, nunca conseguirán crecer al mismo nivel que el resto de tu melena (y por eso les tenemos tanto hate🥺).

¿Cómo se rompe el pelo?

Ahora bien, las fibras capilares rotas son consecuencia de los tintes, decoloraciones, abuso de planchas y herramientas de calor, y/o de tratamientos químicos, y pueden aparecer en cualquier punto de tu melena, desde la raíz hasta las puntas.

Suelen tener un tacto áspero y seco, además de tener las puntas abiertas, haciendo que tu hairstyle se vea encrespado y nada cute. 

¿Cómo distinguir los baby hairs del pelo roto?

Esta podríamos decir que es la pregunta del millón, pero su respuesta es muy easy! 

💇🏼‍♀️ Los baby hairs son suaves y finitos y se ven sanos, mientras que cuando el pelo está roto, está áspero, seco y presenta puntas abiertas.

💇🏼‍♀️  La localización también es clave: el cabello roto puede estar presente en raíces o de medios a puntas, con un largo desigual; mientras que los baby hairs siempre se sitúan cerca de la línea del pelo y tienen la misma longitud.

¿Cómo dominar los baby hairs?

Vale amiga, ahora que ya sabes diferenciarlos, te vamos a dar tips para mantener bajo control a estos pelitos babies y mejorar la apariencia de las fibras capilares rotas, para que luzcas tu melenón con tanto swag como Rihanna.

✅  La única forma de domesticar a tus baby hairs es utilizando algún producto de styling como la gomina o cera y utilizar un cepillo para un look súper stylish. Y no, depilarte esos pelitos nunca es una opción. Si no puedes con el enemigo, únete a él, SIEMPRE.

✅  Para embellecer y cuidar los cabellos rotos, además de cortar por lo sano (obviously), es un must utilizar masks cargadas de aceites que penetren en la fibra, como lo hace el aceite de coco de L’Essentiel Mask, usar sérums nutritivos como Cotton Lust y evitar las herramientas de calor a toda costa.

 

Bestie, ¡larga vida a los baby hairs! 🙌🏽✨