🏝 SUMMER TRAVEL CASE DE REGALO EN COMPRAS SUPERIORES A 100€

Cómo afecta el agua al cabello

Amiga mía, si pensabas que el agua era uno de los besties de tu cabello, hoy te traemos fresh bad news, y es que ¡el agua es de las cosas que más puede dañar tu melena! 😱 ¿Qué fuerte, no? Así que, si necesitas saber el porqué de este amor imposible entre tu pelo y el H2O, sigue leyendo, porque esto se pone muy interesante.

¿Qué efecto tiene el agua en mi pelo?

Empecemos por el principio: el cabello es higroscópico, es decir, tiene la capacidad de absorber agua (y esto, parece súper guay, pero a veces no lo es tanto). Cuando tu pelo absorbe agua, ya sea de la ducha, del mar o de la piscina, la cutícula se levanta, y la fibra capilar se hincha like crazy, aumentando su diámetro, haciendo que se dañe con más facilidad.

Y, amiga, cuanto más dañada esté la cutícula, más agua penetra en su interior, estropeandola aún más si cabe, y esta love story acaba siendo más desastrosa que la de Bridget Jones y el Señor Darcy.

encrespamiento

Partiendo de esta base, habrás intuido que hay ciertas cosas que están totalmente prohibidas si queremos tener un pelazo sano y brillante (has leído bien, si dañas la cutícula, tu pelo se vuelve fosco y feo, y no queremos eso), como por ejemplo, irte a dormir con el cabello mojado o hacerte una trenza a lo Rapunzel cuando aún está húmedo.

¿Es bueno irse a dormir con el pelo mojado?

¡No, de hecho es lo peor que puedes hacer! 🙅🏼‍♀️

Acostarte cuando el pelo aún no está seco,  hace que haya muchísima fricción con la almohada y las sábanas, enredándose y dañando la cutícula y la fibra capilar más todavía.

También puede aparecer una inflamación del cuero cabelludo, haciendo que te pique como si no hubiera un mañana, por no hablar de que ese ambiente cargado de humedad invocaría al hongo Malassezia que no es ni más ni menos el culpable de la aparición de caspa. En fin, una tragedia. 🤯

¿Lavarse el pelo con agua caliente o con agua fría?

Yes darling, la temperatura del agua importa (y mucho). 💥

Que el agua caliente elimina mejor la suciedad es una realidad, pero que arrastra los lípidos de tu cabello sin piedad, también. Además, aumenta la porosidad capilar, debido a que favorece que se levante la cutícula, haciendo que tu pelo absorba más humedad, y aparezca ese encrespamiento, o frizz, que tanto nos encanta (obvio que es ironía).

Por otro lado, el agua fría no limpiaría del todo bien el exceso de sebo y suciedad de nuestro cuero cabelludo, por lo que lo ideal sería utilizar agua tibia siempre.

¿La sal y el cloro afecta al cabello?

Y si te preguntas cómo afectan la sal y el cloro del agua a tu melena, debes saber que casi todo es culpa del pH del agua (el cloro y las sales también tienen culpa, eh), ya que en ambos casos el pH es alcalino, y al igual que el agua caliente, destruyen los lípidos de tu cabello, haciendo que se vuelva quebradizo y esté súper seco.

Pero ojo, que la dureza del agua de la ducha 🧖🏽‍♀️ también puede cargarse tu fibra capilar debido a la presencia de minerales como el calcio o el magnesio que pueden dañar la cutícula, y resecar tu pelo, además de oxidar los cabellos teñidos o con mechas, haciendo que cojan ese tono amarillo o anaranjado que no mola nada.

¿Cómo cuidar el cabello?

Last but not least, hay unos pequeños trucos que pueden mejorar la relación de tu cabello con el agua, como por ejemplo utilizar un sérum cargado de aceites de medios a puntas antes de lavarte el pelo, para que los aceites rellenen los huequitos de la cutícula, evitando que la fibra se hinche tanto. En este caso el Cotton Lust, con aceite de coco y de aguacate, sería brutal, y también puedes utilizarlo antes de exponerte al agua de la playa o la piscina, encima huele increíble, ¿qué más podemos pedir?

También son una buenísima opción los filtros de ducha para eliminar el exceso de cal y de sales minerales, y de esta forma mantener a nuestro pelo a salvo de la dureza del agua.

Tranquila, amiga, que todo esto que te he contado sobre el agua y lo que le ocurre a tu cabello cuando están cerca, no va a favorecer la caída, ni nada por el estilo, eso sí, si no proteges tu pelazo del agua, lo que sí vas a tener son puntas abiertas, y eso también es un drama, ¿verdad?