Hair Comb de regalo en compras superiores a 70€

¿Cómo bañar a nuestros mejores amigos en casa?

¿Con qué frecuencia hay que bañar a nuestro perrito?

 

La higiene de nuestros mejores amigos es muy importante, pero no debemos hacerla demasiado seguido, ya que podemos terminar causando irritaciones en su piel y pelaje. 

Lo ideal es realizar un baño una vez al mes, pero hay perros que necesitan bañarse más a menudo. Hay que tener en cuenta que bañarlos más frecuentemente de lo que necesitan puede eliminar los aceites naturales que producen, provocando que la piel se vuelva seca y escamosa. 

La frecuencia exacta de los baños va a depender siempre de varios factores:

Tipología de piel

Los perritos también pueden tener la piel grasa, lo que puede hacer que necesiten baños más frecuentes. 

Longitud del pelaje

El pelaje largo suele ensuciarse más rápidamente que el pelaje corto.

Estilo de vida

Los perros que pasan más tiempo dentro de casa van a necesitar menos frecuencia de lavado que los que mantienen una vida más activa fuera de casa. 

Alergias

Algunas veces nuestros amigos tienen alergias que hacen necesarios algunos baños como parte de un tratamiento médico. 

Pasos para bañar a nuestro BF:

Elige el shampoo perfecto

Es muy importante elegir un shampoo que se adapte a las necesidades de su pelaje. Hay que destacar que un shampoo para humanos puede llegar a causarles irritaciones. 

Adapta el lugar

Hay que tener en cuenta que para muchos de nuestros pequeñines el momento del baño puede llegar a ser muy estresante. Intenta adaptar el lugar para que se sientan cómodos y relajados. 

Cepilla su pelaje

Antes de bañarlo es el momento ideal para cepillarlo, eliminando cualquier residuo, nudo o enredo. 

Regula la temperatura del agua

Es muy importante que la temperatura del agua sea la misma temperatura que la del cuerpo del perro. No puede ser ni demasiado fría ni demasiado caliente. 

Enjabona de cola a cabeza

Aplica una pequeña cantidad de shampoo y empieza a masajear de la cola hasta la cabeza. De esta forma podemos prestar especial atención a las patas y a ellos les resulta menos molesto. 

Enjuaga de cabeza a cola

Para enjuagarlos lo ideal es hacerlo al contrario que durante la aplicación del shampoo, empezamos por la cabeza y terminamos por la cola. 

Secalo con amor

Una vez finalizado el baño es el momento de coger una toalla bastante grande y secarlo con delicadeza. 

Premialo con amor

Es muy importante demostrarles que se han portado bien y hacerles el momento más ameno y divertido. Premia a tu mejor amigo con una dosis extra de caricias, mimos y alguna golosina.