ENVÍOS GRATUITOS EN COMPRAS SUPERIORES A 50€ 💖

¿Conoces los diferentes tipos de encrespado?

 

Amiga, ¿sabías que existen distintos tipos de frizz según el estado de tu cabello? Sí bestie, has leído bien, tu pelo se puede encrespar like crazy lo hayas sometido a tratamientos químicos (tintes, decoloraciones, alisados), o no. Pero tranquila, que hoy te lo explicamos todo y te damos los tips que necesitas para combatir el encrespamiento.

First things first, ¿qué es el encrespamiento o frizz? Este fenómeno que nos lleva de cabeza a todas no es ni más ni menos que la manifestación de la electricidad estática en nuestro cabello, haciendo que se vea esponjoso e hinchado, y con pelitos pequeños levantados como consecuencia de la fricción entre las cargas de las fibras capilares, dándole un aspecto de todo menos cute.

Frizz en cabello dañado

Ya te hemos contado en capítulos anteriores que un cabello dañado por decoloraciones, tintes, alisados, tratamientos muy ácidos o muy básicos, además de la exposición a las altas temperaturas de las herramientas de styling, va a tener muchísima tendencia al encrespamiento

Esto es debido a que cuanto más dañada (y más levantada) está la cutícula, más poder higroscópico tiene el cabello, es decir, atrae mucho más la humedad porque se vuelve más poroso. Además, si tu melena está muy estropeada, va a tener una carga electrostática negativa, haciendo que las fibras capilares se repelan entre ellas, y se levanten esos pelitos pequeños que son literalmente imposibles de controlar. 

En fin, un drama.

Frizz en cabello virgen

Well baby, si no entendías porque no te habías librado del frizz teniendo el cabello virgen, ahora lo vas a comprender, y es que el pelo natural también se encrespa, y mucho. 

En este caso va a depender de la porosidad de tu cabello, de su forma, del pH de los productos capilares que utilices, y de la frecuencia con la que utilices la plancha, el secador y/o las tenacillas.

Si hablamos de la porosidad, como ya te hemos dicho, cuanto más poroso sea el cabello, más hidrófila será la fibra, por lo que atraerá más la humedad y se encrespará con mayor facilidad. Por lo general, el cabello virgen es menos poroso que el que ha sido tratado químicamente, pero según la forma del pelo este factor puede aumentar o disminuir. Los cabellos lisos o lacios suelen ser muy poco porosos, mientras que melenas onduladas o curly, al tener una cutícula que pierde su estructura compacta en los giros de la fibra, tienen una mayor porosidad y tendencia al frizz.

Lo mismo ocurre con las altas temperaturas de las herramientas de styling, que levantan la cutícula y favorecen que penetre la humedad, apareciendo el temido encrespamiento.

Tips para combatir el encrespamiento

 

Bestie, ¡ha llegado la hora de decirle “Sayonara, baby” al frizz!